¿Te duele la espalda dando el pecho? 6 consejos para evitarlo

Fuente: Pexels

La maternidad y los dolores de espalda van de la mano en muchas ocasiones. El embarazo, el parto, el postparto, la lactancia… son situaciones físicamente exigentes. Eso le decía siempre a las embarazadas y mamás que venían a mi consulta. Desde la teoría. Después comprobé la práctica. Sabiendo de primera mano lo que puede sobrecargarnos este período vital, te dejo algunos consejos para evitar que esa sobrecarga se acabe convirtiendo en dolor de espalda: Continue reading →

¡Cómo ha cambiado el cuento!

Fuente: Pixabay

Siempre lo digo, salpicado en todas las publicaciones. Fue nacer mi hija y cambiarme la vida. No sólo por lo que, ya de por sí, te cambian la vida los niños (ofú). Es que, en nuestro caso, además, lo pusimos todo patas arriba un pasito más allá de lo habitual, ya que he resultado ser una madre diametralmente opuesta a la que pensaba que sería, con todo lo que ello conlleva.

La peque duerme con nosotros, así que nuestra habitación ha dejado de ser un Espacio Zen Thai (qué recuerdos) para ser un Espacio Forrado De Camas con un estilo camping nada estético pero en el que dormimos en la gloria respirando los tres juntitos en modo madriguera. Llevo tanto tiempo usando la teta para esto de la lactancia que ya se me ha olvidado para qué la usaba antes de ser madre (papá sí se acuerda, ya me pondrá al día). No hemos comprado una triste papilla y en mi casa le hemos bajado la barrera al azúcar de una forma que me recuerda a ese capítulo de Los Simpson en el que Marge le declara la guerra a las azucareras (las palmeras de chocolate NO cuentan, como es bien sabido). Eso sin contar con que en los últimos dos años mi tiempo de descanso se ha ido, en gran medida, al activismo en seguridad infantil. A veces no me reconozco. Si mi yo de hace cinco años me viera, alucinaría pepinillos. Cosa estupenda, viendo las cosas que pensaba sobre la maternidad hace cinco años.

En fin, con esta pequeña introducción, queda claro que ya me espero cualquier cambio en lo que venían a ser mis costumbres pasadasContinue reading →

SORTEO: La vuelta al cole más molona con este Pack Mochila+Botella de Skip Hop

Sorteo La vuelta al cole más molona con Skip Hop Zoo Collection

Fuente: Skip Hop

¡Qué poco dura lo bueno! Ya me di cuenta hace años de que da igual cuántos días te vayas de vacaciones, siempre saben a poco y siempre apetece quedarse “un poquito” más. Pero todo tiene siempre su lado bueno: a todo final le sigue un nuevo comienzo. De esta forma tan filosófica retomo el blog y comienzo esta nueva etapa. Y, ¿qué mejor forma de comenzar que con un sorteo? 😉

Será porque este año me sumo al club pero, gracias a mi querida Sophie de Bebé Nature, no he podido resistirme a traeros un sorteo especial para la Vuelta al Cole. ¡No os perdáis este pack de Mochila térmica y Botella de Skip Hop con el que vuestros peques tendrán los almuerzos y meriendas más molones! Continue reading →

¿Qué pasó con el sexo?

que-paso-con-el-sexo

Fuente: Pixabay

¿Qué pasó con el sexo? ¿Quién se lo llevó? Y, ¿a dónde? Juraría que estaba por aquí, si yo lo veía con frecuencia… ¿qué ha pasao?

Ah, amiga, ha pasado que ahora sois padres. Y que hicisteis bien en pinchitear mucho, mucho, mucho, pero mucho para conseguir bingo en el Clearblue porque, después de eso, cuando llega el bebé… el Death Valley no es nada comparado con la sequía que os asolará durante un tiempo.

Ya me parece oír voces, como en un eco lejano, aquellos consejos en los que yo también creía (antes de ser madre), que yo también daba (antes de ser madre) y que tan lógicos me parecían (antes de ser madre): Continue reading →

Probando la línea facial de Weleda: yo también quiero mimarme

Probando la línea facial de Weleda: yo también quiero mimarme

Foto: ©Unamamadeotroplaneta

Llevo tiempo, mucho, mucho tiempo, sintiendo la necesidad de volver a mimarme, volver a dedicarme un rato de puro cuidado, volver a verme con “buena pinta” en el espejo. Sobre todo, en el del ascensor, que es matador. Pero, cuando no son pitos, son flautas. Si no es que no encuentro un rato tranquila para bichear cremas es que, al ir a por una, no sé cómo, acabo saliendo con un producto para la peque en vez de para mí. Tengo un campo de fuerza que me desvía siempre hacia lo suyo, o algo. No sé por qué, si ella es preciosa con lo que le pongas y tiene mantenimiento cero. No como su madre, me temo, que ya empieza a necesitar entrar en boxes. Continue reading →