Recetas fáciles y rápidas con aguacate que encantarán a tus hijos

Foto: Pixabay

Ya lo he confesado alguna vez. Me chifla el aguacate. Me parece un super alimento: es saludable, alimenta, está rico y su sabor suave combina casi con todo. ¿No lo conoces? ¿No te convence? ¿No sabes si será bueno para los peques? Echa un vistazo a su currículum:

  • Tiene un altísimo aporte de vitaminas: A, C, D, E, K, betacaroteno, ácido fólico… Fortalece el sistema inmunológico y es un gran antioxidante natural.
  • Aporta, también, muchos minerales: hierro, magnesio, potasio, fósforo, zinc… Evita la anemia, el cansancio, la hiperactividad o el insomnio, mejora la actividad muscular o la memoria.
  • Todo proteína vegetal, contiene 17 aminoácidos.
  • Es un alimento alto en fibra, muy beneficioso para el aparato digestivo.
  • Es un gran antioxidante natural, fortalece el sistema inmunológico, mejora la actividad muscular y la memoria, evita la anemia y el cansancio.
  • Rico en ácidos grasos, especialmente omega 3, 6, 7 y 9, cardiosaludable, reduce el colesterol malo y sube el bueno.
  • Muy recomendado en embarazadas y bebés por su alto contenido nutriocional y porque ayuda a controlar los niveles metabólicos. Apenas contiene azúcar y es altamente saciante.

¿Qué te parece? Ahí es nada. Y, ahora, que estás convencida… ¿dónde lo metemos? 🙂

Si te digo la verdad, de toda la vida de Dios yo lo que he hecho ha sido cortarlo en rodajitas, aliñarlas con sal y limón  y untarlas en una rebanada de pan tras otra. Pero, si quieres ser un poco más sofisticada a la hora de ofrecer aguacate a tus peques, te dejo algunas ideas ricas, rápidas y fáciles:

Quesadilla al gusto, con guacamole casero

Todos hemos tomado, alguna vez, la famosa quesadilla de jamón y dos quesos de cierta cadena de restauración. ¿Has probado a hacer la versión casera? Éxito garantizado. Las quesadillas son uno de esos platos que les encantan a los niños: son como un sándwich, parecen una pizza y se pueden comer con las manos. Para qué queremos más.

Ingredientes (para 4 quesadillas):

  • 8 tortillas de trigo (o, si lo prefieres, de maíz)
  • Jamón york u otro fiambre de tu elección (lacón, jamón serrano, pavo…)
  • Queso a tu gusto: en lonchas (gouda, manchego, cabra…) o rallado (mozzarella, parmesano). Combínalos como te apetezca, quedarán fantásticos.
  • 2 aguacates, no muy grandes
  • 1 limón, aceite de oliva, sal y pimienta negra, para aliñar
  • 2 tomates grandes

Para preparar el guacamole casero, corta los aguacates por la mitad, saca el hueso y perfila el borde interior de la piel con un cuchillo para extraer la carne del aguacate (es la forma más fácil de “pelarlos”). Coloca en un plato grande y machaca con el tenedor hasta obtener una pasta más o menos homogénea. Aliña con aceite, sal al gusto, una pizca de pimienta y un chorrito generoso de limón. Mezcla con el tenedor para ligarlo. Reserva.

Corta los tomates en pequeños cuadraditos, aliña y reserva.

Rellena las tortillas como si se tratase de un sandwich, metiendo entre ambas el fiambre y el queso y colócalas en una sartén a fuego medio-suave para dar tiempo a que el queso se funda. Cuando se empiece a tostar por un lado, dale la vuelta. Una vez tengas la quesadilla tostada por ambos lados sírvela en el plato y cúbrela con el guacamole y el tomate.

Truco: Si quieres que el guacamole tenga una consistencia más cremosa puedes añadir una pizca de mayonesa.  Si optas por una versión más intensa puedes añadirle cilantro, cebolla, pimiento verde o un chile (lo siento, mi cuerpo no tolera el picante así que jamás lo probé en modo para valientes).

Aguacates rellenos

Una receta distinta que suele gustar mucho a los más pequeños. Es uno de mis clásicos en Navidad, como primer plato: rico, rico. Vistoso, original y sencillísimo de preparar.

Ingredientes (para cuatro personas)

  • 2 aguacates grandes
  • 2 pechugas de pollo, si son fileteadas, ó 1 si es entera
  • 1 manzana
  • 8-10 gambitas cocidas

Corta los aguacates por la mitad y quita los huesos. No retires la piel. Coloca en cada plato medio aguacate por persona. Agranda el hueco del hueso con un cuchillo y reserva el aguacate que vas retirando.

Para preparar el pollo puedes optar por hacerlo a la plancha, a fuego muy suave o por hervirlo o cocinarlo al vapor. Córtalo en trocitos muy pequeños y reserva.

Corta la manzana y las gambas en trocitos o láminas pequeñas.

Júntalo todo de forma uniforme con los restos de aguacate que tenías reservado y rellena el hueco con la mezcla. Aliña con aceite de oliva y sal.

Truco: Para que quede más jugoso y darle un toque extra de sabor que combine perfectamente con el aguacate, puedes ponerle salsa rosa al relleno.

Ensalada fría de garbanzos, tomate y aguacate

Probablemente, la ensalada más fácil de preparar. Fresca, jugosa y absolutamente nutritiva. Sólo tienes que ser previsora y tener garbanzos cocidos a mano. A mí los de bote no me gustan nada, les encuentro un deje que me desagrada, así que te recomiendo que los cuezas con antelación y los tengas preparaditos para, simplemente, presentar la ensalada en dos minutos.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1/2 kilo de garbanzos cocidos
  • 1 aguacate grande ó 2 pequeños
  • 4 tomates

Corta los aguacates y los tomates en cuadraditos pequeños y mézclalos con los garbanzos en una fuente grande. Aliña con aceite de oliva, sal y,si quieres, una pizca de limón. Y listo.

Truco: si le añades unos cuadraditos de queso fresco queda todavía más rica, ideal en verano.

Fajitas de pollo, manzana y aguacate

Otra opción estupenda con tortillas de trigo son las fajitas. Hay muchos rellenos posibles en caliente pero en este caso te propongo unas fajitas frías rapidísimas de hacer. Ideales para apañar en diez minutos, nutritivas y sabrosas.

Ingredientes (para 4 fajitas):

  • 4 tortillas de trigo (o, si lo prefieres, de maíz)
  • 4 pechugas de pollo, si son fileteadas (2 si son enteras)
  • 1 manzana
  • 1 aguacate
  • Algunas hojas de rúcula

Para preparar el pollo puedes optar por hacerlo a la plancha, a fuego muy suave o por hervirlo o cocinarlo al vapor. Córtalo en trocitos muy pequeños y reserva.

Corta, también, la manzana y el aguacate en pequeños cuadraditos o láminas.

Coloca sobre una tortilla una mezcla proporcionada de pollo, manzana y aguacate y pon un poco de rúcula sobre ella (si puedes, trocéala con las tijeras en trozos que no se noten excesivamente al comer, sobre todo, por los peques). Enrolla la tortilla hasta hacer un rollito y sirve.

Truco: si la quieres más jugosa, puedes aliñarla con aceite de oliva, o con un poco de salsa rosa o mayonesa.

Sandwich de tortilla, tomate y aguacate

Está claro. Lo más socorrido es un sandwich o un bocata, sobre todo cuando hay poco tiempo y pocas ganas de cocinar. Pero eso no significa que debamos renunciar a una combinación equilibrada y que alimente a tus peques divinamente.

Ingredientes (por persona):

  • 2 rebanadas de pan
  • 1 huevo
  • 1 tomate
  • 1/4 de aguacate

Corta el tomate en cuadraditos. Bate el huevo y prepara una tortilla francesa, añadiéndole parte del tomate.

Corta el aguacate en láminas finas o úntalo sobre el pan con el tenedor y aliña con aceite de oliva y sal.

Rellena el sandwich con la tortilla, el resto del tomate y, si has optado por las láminas, el aguacate.

Truco: El secreto de un buen sandwich está en el pan. Si eliges uno artesanal, con semillas, tipo mollete o chapata, o lo metes un par de minutos al horno para que quede crujiente, estarás dando un toque de lujo a cualquier relleno que coloques en su interior.

Ahí te las dejo por si quieres animarte a probarlas. Espero que te gusten. Yo me voy, a prepararme una tostita con aguacate untado, limoncito y sal… ñam.

¿Y tú? ¿Has probado estas recetas con aguacate? ¿Me cuentas las tuyas? 🙂

¡No olvides compartir si te ha gustado!

¿No te quieres perder ningún post?

¿Quieres suscribirte y recibirlos cómodamente en tu correo?

4 comments

  1. Yazmina says:

    Qué buenas ideas!!! Yo también me vuelvo loca con el aguacate, pero no sabia tantas recetas!!! Muchísimas gracias!!
    Yo desde pequeña me lo comía untado en pan con un poco de sal!! Está de vicio

    • Carita says:

      La tostada más nutritiva y saludable que hay 🙂 Me alegro de que te hayan gustado las ideas, ahora, a ponerlas en práctica. Un abrazo!

  2. Belén says:

    ¡Qué buena pinta tienen todas las recetas! Las probaremos, las fajitas y las quesadillas sobre todo. Nosotros siempre ponemos aguacate a la ensalada, guacamole y la peque se lo come sólo, aliñado. Alguna vez untado también, en la tostada bajo el jamón serrano jejeje. He de confesar que fue mi marido el que me acercó al aguacate, antes no lo consumía pero ahora nunca falta en casa. Gracias por las recetas.

    • Carita says:

      Gracias Belén! En casa somos todos muy aguacateros pero, en mi caso, el vicio por el aguacate lo traje yo, de familia. Y la peque ha salido a su madre 🙂 Un abrazo!

Deja un comentario