¿Por qué a contramarcha?

coche

Sería estupendo que no fuese necesario escribir este post. Significaría que todo el mundo conoce el altísimo riesgo de llevar a los bebés y niños muy pequeños en el sentido de la marcha y, por tanto, a nadie se le ocurriría hacerlo habiendo una alternativa infinitamente más segura. Pero no es así. Todavía hay mucha gente que desconoce a qué está exponiendo a sus hijos al no llevarlos a contramarcha, que cree que no pasa nada y a partir de los primeros meses ya da igual una cosa que otra o, incluso, que no sabe que se pueden llevar niños a contramarcha más allá del grupo cero. Así que voy a poner mi granito de arena para que, poco a poco, las cosas vayan cambiando y todo el mundo tenga en su mano una información tan vital como es ésta. Este post inicia una serie en la que te contaré qué es lo más seguro y por qué, y te hablaré sobre las distintas sillas a contramarcha que puedes encontrar en el mercado, por qué no es conveniente fiarse de los rankings del RACE y la OCU, qué es el Plus Test, qué mitos erróneos hay en contramarcha, etc, etc…

Superpapi y yo no teníamos ni idea cuando nació Bichito y, tras un estudio exhaustivo sobre el tema, quedamos tan espantados que no tuvimos ninguna duda. Bichito irá a contramarcha mínimo hasta los cuatro años. No es una edad al azar, más adelante te explicaré por qué.

Empecemos por el principio. Se puede llevar a los peques a contramarcha hasta aproximadamente los cinco o seis años, dependiendo de la altura y peso del niño. Sí, sí, cinco o seis años. No es una errata, aunque suene raro. Entra en google y compruébalo poniendo “contramarcha” en el buscador de imágenes. La mayoría tendrán origen escandinavo, porque es algo de lo más normal en países como Noruega o Suecia. Aquí, desgraciadamente, las cosas no son así por lo que, si después de conocer todo lo que debes saber al respecto de seguridad infantil en el coche decides llevar a tu hijo a contramarcha, te vas a encontrar muchas caras extrañadas y más de una crítica. Es más, puedes encontrar dificultades para comprar un grupo 1 contramarcha en muchas tiendas. Ni los propios vendedores están informados. ¡Qué desastre!

Y, ¿hace falta llevarlos tanto tiempo? Bueno, realmente lo mejor es llevarlos todo el tiempo que sea posible (el que quepan en las sillas a contramarcha, vamos, por peso y por altura) y como mínimo, hasta los cuatro años.

¿Por qué?

Veamos por qué es tan, tan, tan importante llevar a los peques a contramarcha:

  • El cuerpecito de un niño menor de cuatro años, además de frágil y en fase de maduración a todos los niveles, está totalmente desproporcionado en comparación con el cuerpo de un adulto. La cabeza, que en un adulto pesa alrededor de un 6% del total de su masa corporal, en un bebé de entre doce y dieciocho meses alcanza el 24%. Esto significa que su pequeña gran cabecita se convierte en un proyectil bestial en caso de accidente o frenazo, con consecuencias muchísimo más graves que en un adulto. Para que me entiendas, es como si tu cabeza pesase entre 20 y 35 kilos, según si eres hombre o mujer. ¿Te imaginas la fuerza que generaría sobre tu médula espinal la tracción de semejante proyectil?
  • Bien, pues eso es precisamente lo que puede ocurrir. El mayor riesgo. Que la fuerza desproporcionada de la cabeza, en torno a los 320 kg, seccione la médula espinal.  Que la tracción produzca daños cerebrales. Que se fracturen las articulaciones de los hombros. Y un largo etcétera… Sé que suena muy crudo y lamento el impacto que pueda causarte esta información pero es así. Si tienes valor, hay decenas de vídeos que muestran gráficamente estos datos. Créeme, después de verlo con tus propios ojos no se te ocurrirá jugártela con una silla a favor de la marcha. Al fin y al cabo, hablamos de la seguridad de nuestros hijos, que son nuestro bien más preciado…
  • En las sillas a contramarcha el riesgo de sufrir lesiones se reduce en un 90%. La espalda y la cabeza quedan apoyadas en el respaldo en caso de impacto, por lo que apenas reciben una pequeña tracción residual de escasos 50 kg, que además, se reparte a lo largo del cuerpo en todo el espacio de la silla. Y en cualquier caso, las posibles lesiones serían leves. Ahí va un dato: en Suecia, donde los niños llevan cuarenta años viajando a contramarcha hasta alrededor de los seis años, sólo nueve niños murieron en un accidente de tráfico entre 1992 y 1997. Y porque se trató de accidentes con volcado, aplastamiento e intrusión.
  • En todo esto que te estoy contando, hablamos de accidentes entre 25 km/h y 50 km/h. ¡Imagínate a más velocidad! No sé tú, pero yo me pongo verde de pensarlo. Claro que yo he visto vídeos y noticias de niños que han sufrido este tipo de lesiones, a lo largo de todo mi proceso de investigación acerca del tema… Y esas cosas no se olvidan.
  • En caso de que no quieras apurar al máximo para dejar la contramarcha, mi recomendación es que esperes hasta los cuatro años, aproximadamente, que es cuando puedes pasarlo a una silla a favor de la marcha con cinturón de seguridad en lugar de arnés. ¿Y eso por qué? Pues porque con el cinturón de seguridad, en un impacto o frenazo, la tracción se reparte a lo largo de toda la columna (lo que nos pasa a nosotros, y aun así lo más común es un latigazo cervical que es donde más se concentran las fuerzas de elongación) y con el arnés estamos forzando a que sólo el cuello se lleve la leña. Siempre será menos grave repartir que concentrar un daño.

Para terminar este primer post de la serie de seguridad infantil en el coche, te dejo un pequeño vídeo que muestra visualmente las diferencias entre ir a contramarcha o a favor en un impacto. ¡Tranquila! Es una simulación con un muñeco. Pero míralo antes de decidir qué silla compras. Te puede cambiar la vida.

 

¿Y tú? ¿Llevas a tu peque a contramarcha? ¿Conocías esta información? Únete a nuestra comunidad y deja tu comentario 🙂

¡Y no olvides compartir si te ha gustado!

 

¿No te quieres perder ningún post?

¿Quieres suscribirte y recibirlos cómodamente en tu correo?

7 comments

  1. Sandra Toledano says:

    Qué bien! ya estoy investigando sobre sillas a contramarcha para ver cual es mejor para mi niño (y ya de paso ir ahorrando jeje). La verdad es que da miedo pensar en las consecuencias de un accidente,son tan pequeños y frágiles…

    • Carita says:

      Hola Sandra! Me alegro entonces muchísimo de que llegues a esta información antes de tener que comprar silla tras el grupo 0! Siempre a contramarcha hasta mínimo los 4 años. Tienes varios artículos en el blog y puedes visitar también Ni un peque más en peligro. Un abrazo!!

  2. babymadeinspain says:

    ¿Podrías poner enlaces a decirnos en qué webs encontrar vídeos que prueben que a contramarcha es mejor? Yo estoy convencida pero, por desgracia, hay personas a las que tengo que convencer y unos vídeos me vendrían genial.

    • Carita says:

      ¡Gracias por tu comentario! Una pregunta muy interesante. Sería una buena idea crear un post recopilatorio con las direcciones, grupos y vídeos sobre contramarcha. ¡Me lo anoto!

  3. ioliphy says:

    Totalmente de acuerdo, a mí este es un tema q me ha obsesionado desde el principio de nacer Aleix. Yo tuve la suerte de ir a preguntar a una tienda especializada, me aconsejaron las ACM y en un principio pensé que claro, me recomendaban la más cara, q listos!! Pero luego buscas información y vamos, sin pensármelo!! En los dos coches llevo sillas ACM y ahí irá hasta los 4 años!! Y has sido muy sutil, porque hay vídeos de casos reales de accidentes q te ponen los pelos de punta!!

    • Carita says:

      Gracias por tu comentario!
      He dudado mucho qué vídeos compartir porque he visto tantas cosas que uf… pero en realidad, lo importante es compartir esa primera información con la que puede que nunca te hayas topado. Y a partir de ahí, que cada cual decida cuánto quiere ver y saber. Ver por ti misma según qué cosas te las graba a fuego, ¿verdad? Pero no me pareció correcto forzar esa situación. De ahí la “sutileza” 🙂
      Me alegro mucho de que lleves sillas ACM, un peque seguro. A ver si pronto son muchos más, según vayamos tomando todos conciencia. Por suerte muchos blogs están a tope con el tema!

Deja un comentario