Los 73 nombres que esconden el azúcar en la etiqueta de los productos procesados

Fuente: Pexels

De verdad que algunas veces me siento Marge Simpson en ese capítulo en el que lucha por erradicar el azúcar de Springfield. En esos momentos me siento extrema, activista y radical, yo que en realidad soy bastante moderada. Pero es que empiezas a leer números y se te salen los ojos de las órbitas como a Rasca y Pica, ya que nos hemos metido en el mundo de Los Simpsons. Insisto, de verdad: no somos conscientes de CUÁNTA azúcar consumimos. Entre otras cosas porque muchas veces no sabemos ni dónde está. Y no porque no la busquemos, cuando ya nos ponemos a controlar el tema. Es que, aún así, nos la esconden. Hoy os traigo un buen puñado de nombres bajo los que los fabricantes, que son más listos que los ratones coloraos, ocultan eso que suena tan impopular y conviene maquillar. El azúcar.

Esta lista que tenéis abajo, que trae recuerdos de la de los Reyes Godos, tanto en extensión como en palabros incognoscibles, incluye todo lo que he encontrado por el momento que, en realidad, signifique “azúcar” en un etiquetado.

Una pequeña chuleta: además de lo obvio (azúcar, en cualquier combinación de palabras) fijáos muy bien en todo lo que lleve jarabe, jugo, melaza, néctar, puré y en aquellas palabras que acaben en -osa 😉

Estoy segura de que hay más y de que nos quedarán más vueltas de tuerca innovadoras pero por ahora, aquí os dejo este “diccionario de sinónimos”:

  1. Agave
  2. Algarrobo
  3. Azúcar blanco refinado, molido o en polvo
  4. Azúcar de caña
  5. Azúcar de castor
  6. Azúcar de coco
  7. Azúcar de dátil
  8. Azúcar de fruta
  9. Azúcar de palma (normal o de palma de coco)
  10. Azúcar de repostería
  11. Azúcar glass, glacé o glaseada
  12. Azúcar invertida
  13. Azúcar moreno refinado o integral
  14. Azúcar rubia
  15. Azúcar sin procesar
  16. Azúcar turbinado
  17. Caramelo
  18. Concentrados de jugo de frutas
  19. Confites
  20. Cristales de jugo de caña
  21. Cristales de florida
  22. Dextrina
  23. Dextrosa
  24. Diastasa
  25. Diglicéridos
  26. D-ribosa
  27. Edulcorante de maíz
  28. Etil maltol
  29. Fructosa
  30. Galactosa
  31. Glucosa
  32. Isomaltosa
  33. Jarabe de arce
  34. Jarabe de arroz
  35. Jarabe de ceratonia siliqua
  36. Jarabe de glucosa
  37. Jarabe de maíz
  38. Jarabe de maíz de alta fructosa
  39. Jarabe de malta
  40. Jarabe de mantequilla
  41. Jarabe de maple
  42. Jarabe de sorgo
  43. Jarabe refinado
  44. Jugo de caña o jugo de caña evaporado
  45. Jugo de uva o jugo de uva concentrado
  46. Lactosa
  47. Malta de cebada
  48. Malta diastática
  49. Maltodextrina
  50. Maltosa
  51. Manitol
  52. Melaza
  53. Melaza negra
  54. Melaza de arroz
  55. Miel
  56. Miel de caña
  57. Miel de maíz
  58. Miel de malta
  59. Néctar de frutas
  60. Puré concentrado de frutas
  61. Remolacha
  62. Sacarosa
  63. Sirope dorado
  64. Sólidos de glucosa
  65. Sólidos de jarabe de maíz
  66. Sorbitol
  67. Sucanat
  68. Sucralosa
  69. Sucrosa
  70. Syrup o syrup refinado
  71. Xilitol
  72. Xilosa
  73. Zilosa

Alguno de los nombres de esta lista os sonarán mejor que otros y, efectivamente, los hay muy malos (el jarabe de maíz de alta fructosa, muy usado en dulces, yogures azucarados, salsas o zumos, es mitad glucosa, mitad fructosa y dicen que es de los más adictivos que hay), menos malos (la dextrina se extrae del almidón y su absorción es algo más lenta así que no es de las peores) e incluso aparentemente saludables (como la miel o el agave) pero, aunque en la publicidad nos hablen mucho de que los azúcares son “naturales” porque se extraen, de alguna forma, de algo contenido en la naturaleza, todos son procesados y añadidos artificialmente en un proceso industrial y tienen el mismo efecto metabólico en el organismo.

Utilizar deliberadamente un nombre de aspecto saludable (para disfrazar que no es más que azúcar añadido artificialmente) o indescifrable (para que ni sepas que la lleva) me parece un engaño absoluto y vergonzoso. Y no me hagáis caso, que últimamente veo muchas series de abogados y policías pero si salen nada menos que 73 NOMBRES, aquí yo veo conspiración para cometer engaño (jurl).

Si os queda algo de bendita inocencia respecto a la industria alimentaria y pensáis, no, mujer, seguro que no es “a propósito”, según el producto tendrán que usar esto o aquello, y sólo lo especifican, os contaré algo más:

Si el azúcar sale entre los tres primeros ingredientes el producto es mayoritariamente azúcar (hace un tiempo expliqué aquí que por ley el etiquetado debe enumerar los ingredientes en orden decreciente de peso) y corremos el riesgo de que el consumidor tuerza el morro y lo deseche. Así que, esos fabricantes que seguro que no hacen nada intencionadamente, usan un truco legal: usar de tres a cinco tipos diferentes de azúcar en cantidades más pequeñas más abajo en la etiqueta. Ponemos varios nombres distintos, dividimos entre ellos el peso total y así nos salen al final de la etiqueta y NO PARECE que lleve tanto. Por eso muchas veces miramos la tabla nutricional y no entendemos nada. ¿Cómo que un 40% de azúcar? ¡Si no la veo! Lo dicho, vergonzoso.

Así que, a fijarse bien en el supermercado, que no es por fastidiaros la vida, de verdad, pero os va a dar un parraque de ver que (casi) todo lleva azúcar, la llamen como la llamen.

Mi consejo: comprad alimentos. No envasados, que no vengan en caja, en bolsa, en brick. Alimentos en vez de productos. Y, si caen productos, mirad con lupa y coged el menos malo. Los hay por ahí, aunque la compra se nos alargue un poco al convertir el super en biblioteca improvisada… pero por salud, merece la pena 🙂

¿Sabías que existían tantos nombres para camuflar el azúcar añadido? ¿Cómo te quedas?

¿Te ha resultado útil? ¡Compártelo con tu gente!

¿No te quieres perder ningún post?

¿Quieres suscribirte y recibirlos cómodamente en tu correo?

5 comments

  1. Mamá LosGaga says:

    No estás sola!!!

    La gente se queda tan pancha si dice: “no, si lleva miel” o jarabe, sirope.

    No son conscientes de lo que conlleva… Y les da igual que alimentos “no dulces” lleven un poquito de azúcar.

    Por cierto, no has incorporado la panela por algo en particular?

    Gracias!!

    • Carita says:

      Hola! Pues no la he incorporado porque no la he encontrado como “azúcar añadido” en ningún sitio . Más bien como endulzante alternativo para comprar tú, como la stevia, la sacarina… Pero ya me dejas dudando, volveré a bichear. Respecto a lo de los alimentos “no dulces”, hasta que no ves el primer plato de bonito con patatas azucarado no sabes de qué va el mundo realmente XD Muy heavy. Me alegra no estar sola. A ver si creamos conciencia 🙂 Un abrazo!!

      • Mama LosGaga says:

        Ok!! Creo que en algún producto eco lo he visto… Que por mucho que ponga en el envoltorio algo de eco y mucho verde, hay que estar alerta al azúcar y a la sal 🙁

        Pero vamos, lo que peor llevo es la moda de “0 azúcares” y quedarse tan anchos con sus edulcorantes :O.

        En fin, gracias por la respuesta y de nuevo por el post! Creo que estar alerta con esto hará que dejemos un buen legado a nuestros niños.

Deja un comentario