¿Es éste un buen blog? Dímelo TÚ

 

Vota este blog en los premios madresfera 2016

Fuentes: Pixabay y Madresfera

Partamos de la base de que no tengo ni idea de lo que se supone que es un buen blog. Mucho me parece que esto de los blogs es como lo de los hijos. Ni son buenos ni malos, son distintos. Únicos. Nunca he clasificado los blogs, cuando los leía como madre, en buenos y malos, grandes y pequeños, guapos o feos. Algunos me ayudaban, leía un post y veía la luz. En otros conectaba, me sentía cerca, hermanada con la persona que había detrás escribiendo esas líneas que reflejaban una parte de lo que yo vivía también. Otros me hacían reír. O me parecían curiosos. A veces no ocurría nada de lo anterior y no sentía ese “algo” que hace seguir leyendo. Cerraba y continuaba por otro lado. No se conecta con todo y así está bien.

Sé, por eso, que muchas personas no conectarán con este blog, ni conmigo. Que los temas que trato o mi enfoque, mi forma de criar, de sentir, de contar, no les van a atraer. Pero sé que hay otras que sí. Si tú eres una de ellas, si conectas conmigo y aprecias mi trabajo, te pido un minuto de tu tiempo para votarme en los Premios Madresfera 2016

Si algún post que he escrito te ha ayudado, si este blog te ha sido útil, te ha hecho reír, te ha hecho sentir, te ha hecho identificarte con algo, si me sigues, si me lees de vez en cuando, si compartes lo que publico, si crees que este blog tiene algo especial, ¡vótame!

Cuando descubrí que me habían nominado me sentí a mitad de camino entre la sorpresa y la satisfacción pero, si te digo la verdad, no tenía intención de liarme a hacer campañas electorales (bastante tengo ya con las campañas de concienciación como para meterme en más jaleo). 😉 Tampoco pensaba que fuese a quedar en una posición especialmente buena. Al fin y al cabo, en marzo hará un año que estoy aquí, flotando por el ciberespacio y la blogosfera maternal. Todavía no he dado ni los primeros pasos, andamos gateando. Y lo dejé estar.

Y, de repente, me descubro entre los diez blogs más votados. WTF???!!!

Ha sido inevitable, se me ha despertado esa pizquita de ilusión que te hace pensar “¿por qué no?”. Y aquí me tienes, dándote un poquito la lata (procuraré que sea muy poco, de verdad).

Si algún post que he escrito te ha ayudado, si este blog te ha sido útil, te ha hecho reír, te ha hecho sentir, te ha hecho identificarte con algo, si me sigues, si me lees de vez en cuando, si compartes lo que publico, si crees que este blog tiene algo especial, ¡vótame!.

Es muy fácil y no te costará nada más que un momento.

1. Pincha en la imagen que encabeza este post o AQUÍ y escribe tu correo electrónico.

2. Valida tu voto desde tu correo cuando te llegue un mensaje de confirmación (para asegurarse de que, uno, eres un ser humano y, dos, no está votando nadie por ti)

3. Compártelo entre tu gente. Tus redes, grupos de whatsapp, amigos, familiares… Tal vez también les guste y quieran regalarme su voto. Se puede votar hasta el 5 de febrero así que hay tiempo para moverlo por donde tú quieras.

Y, lo más importante, si sigues estos tres primeros puntos:

4. Déjame darte las gracias de todo corazón. Por tu voto, sí. Pero sobre todo por tu apoyo, tu tiempo y tu cariño. Gracias porque, sin ti, este blog no tendría ningún sentido.

Ya, todo lo que pase después, no está en nuestras manos. Pero ha sido divertido, emotivo e inspirador intentarlo. ¡Nos vemos el próximo jueves!

¿Y tú? ¿Has conectado alguna vez con este blog? ¿Te ha sido útil?  Déjame un comentario 😉

 ¿Quieres ayudarme en estos premios? Puede que tus amigos también, ¡comparte!

¿No te quieres perder ningún post?

¿Quieres suscribirte y recibirlos cómodamente en tu correo?

Deja un comentario

dieciseis − cuatro =