7 libros perfectos para abordar el comienzo del cole

Fuente: Pexels

Hace un año tuvimos que enfrentarnos al comienzo del cole, un momento que me daba cierta ansiedad. En nuestro caso, era un cambio radical en nuestra rutina y nuestro universo, y a las dos nos costó y nos llevó un tiempo adaptarnos. Hicimos muchas cosas para ello pero curiosamente no llegamos a leer ningún cuento sobre el tema. Después los descubrí y quise darme cabezazos contra la pared porque alguno de los libros que os traigo hoy nos habrían venido genial cuando la chiquitina se bloqueó o, mejor aún, para ayudar a que no se bloquease así. Hay un cerro de libros sobre el tema cole pero aquí os dejo siete que son verdaderamente especiales, que tienen un “algo”. Espero de corazón que os sirvan de ayuda.

1. Un beso en mi mano

Este es un cuento que, sin duda, habría comprado de los primeros. Me recuerda tanto a nuestra historia y a los recursos que yo utilicé cuando la peque lo empezó a pasar mal al dejarla en la puerta del aula… que me llega.

Yo dibujaba un corazón en la mano de mi hija (y unos tres o cuatro de repuesto por los brazos, a petición suya, que acababa convertida en art decó andante) para que lo apretase si me echaba de menos y le llegasen mis besos, mis abrazos y mi amor. La mamá del pequeño mapache tiene un maravilloso secreto para hacer que el tiempo en la escuela sea tan cálido y acogedor como en casa: un beso mágico en su mano que llega hasta su corazón. Está claro que las mamás nos buscamos las mañas para que no lo pasen mal.

Y lo más bonito del libro es que el pequeño mapache le da un beso en la mano también a su mamá, para que también sienta que la ama aunque no estén juntos. Y yo me acuerdo de cómo volvía a casa a currar con el ordenador con un brazo pintarrajeado de corazones y me emociono, de verdad.

Super recomendable, tanto el cuento como la estrategia 😉

Ideal para: Peques con angustia de separación al comienzo del colegio, peques que no han ido a guarde y se separan por primera vez.

2. Mamá ya viene

Las primeras semanas me pegaba un sprint del coche al aula de campeonato. Es lo que tiene ir siempre con el tiempo pegado al culo y saber que, si llegas un milisegundo tarde, te encuentras a la peque con expresión de “¿por qué vienen todas las mamás menos la míaaaaa?”. Así que me bajaba del coche de un salto y corría hasta el aula (disimulando la carrera si la puerta se abría de golpe, en plan, yo llevo aquí ya un rato).

Me habría venido super bien este libro tan divertido (y con unas ilustraciones molonísimas) en el que la pobre Lisa teme que su mamá sea tan despistada que se olvide de ir a recogerla al cole. Una chulada, de verdad, y una forma estupenda de trabajar la confianza en los peques, porque la mamá de Lisa se lo aclara rápido: es muy despistada, pero ¡jamás se olvidaría de recogerla a ella, que es su tesoro!

Eso sí, luego no te olvides de ir a recogerlos que la lías parda.

Ideal para: Peques que tengan miedo de que no vayas a recogerlos a la salida del cole.

3. Siempre pienso en ti

Recuerdo que unos días antes de empezar el colegio escribí un texto espontáneo en Facebook que generó muchísimo apoyo, en el que volcaba cómo me sentía ante la inminencia de ese cambio. Cómo la frase que oía continuamente (¡estarás deseando que empiece el cole!) no era para nada lo que yo sentía. Porque yo me sentía revuelta, incluso triste, de pensar que se nos echaba el mundo exterior encima y ya no sería sólo Nuestro Mundo. Recuerdo que los primeros días la dejaba triste y me quedaba hecha polvo, no daba pie con bola hasta que iba a recogerla, y se me hacía eterno. Recuerdo que tardé un poco en habituarme a la nueva rutina y me sentía como desubicada, morriñosa. Al colegio nos tuvimos que adaptar las dos, no sólo ella.

Por eso me gusta mucho, mucho, el mensaje de este libro, porque no sólo se centra en las emociones del conejito sino que su mamá, con toda sinceridad, expresa la pena que también siente ella ante la separación. Un libro precioso (lástima de ilustraciones, creo que con otro estilo sería una delicia) que trata las emociones con un respeto y una empatía exquisitas, ayuda a ver el lado bueno de las cosas y potencia la fuerza del vínculo por encima de todo lo que nos puede separar en el día a día.

Tierno a rabiar.

Ideal para: Peques con angustia de separación al comienzo del colegio, peques que no han ido a guarde y se separan por primera vez.

4. No quiero ir a la escuela

¿A que alguna vez os habéis encontrado con un “¡no quiero!” aunque lo hayáis intentado de todas las formas posibles? Pues lo mismo le pasa a cierto conejito que, preventivamente, grita no, no y ¡que no! cuando la mamá le prepara la cena, el desayuno, y le lleva al cole. Y luego resulta que se lo pasa tan requetebién que lo que no quiere cuando le van a buscar… es irse. Vamos, la vida misma con los niños XD

Un mensaje divertido para que comprendan que podemos sentirnos de forma diferente más adelante, aunque tengamos claro algo.

Ideal para: Peques con resistencia o negación ante la la idea del cole.

5. Lléname de besos el bolsillo

Cuando la peque empezó a pasarlo mal con el comienzo del cole me di cuenta de varias cosas. Entre ellas, de que la habíamos cagado vendiéndoselo como algo guay. Es muy habitual esto: en el cole vas a pasártelo pipa, vas a hacer un montón de amigos, qué suerte tienes que podrás jugar a muchas cosas… y vamos creando una pompa que crece y crece, llena de ilusión y expectativas, y que luego se les estalla en la cara cuando llegan al cole y sale todo lo demás. Porque, sí, es cierto que esa parte positiva existe, pero también la negativa: habituarse a un espacio nuevo, a personas nuevas, sentirse solos, asustados o tristes… sin el apoyo y la seguridad de sus figuras de apego, porque nos tenemos que separar (mierda de mal llamado ” período de adaptación” que en realidad es sólo un período de asistencia con aumento progresivo de tiempo). Y es importante hablarlo todo y plantear el comienzo del colegio de la forma más fiel posible.

Así que, si hemos potenciado demasiado (o solamente) lo positivo  y al peque le dan los siete males al empezar el cole, este libro es genial. En él, Ratoncito espera su primer día de cole pensando en lo genial que va a ser, como le dijeron papá y mamá, y cuando llega el momento, se da cuenta de que la cosa no es como se imaginaba. Todo es nuevo, desconocido, tiene miedo, llora y se siente pequeñito… Por suerte, cuando su mamá viene a buscarle, le ayuda con todas las emociones que ha vivido con amor y respeto.

Un enfoque muy acertado porque esto los adultos lo hacemos mucho.

Ideal para: Peques que iban con mucha ilusión al colegio y al empezarlo se derrumban.

6. La ventana mágica

Una de las cosas que más cuesta en la vida, tanto a pequeños como a mayores, son los cambios. Dejar lo conocido y adentrarse en territorio inexplorado da miedo… pero también puede traer cosas geniales y abrir un montón de nuevas posibilidades que nunca se nos habrían mostrado si nos hubiéramos quedado anclados en nuestro “refugio” sin atrevernos a dar el paso.

Este libro aborda el tema del cole desde ese prisma: el cambio. Los pequeños osos del cole Río Ebro tienen que pasar a primaria y no quieren, porque sienten mucho miedo, preocupación y ansiedad. El carpintero del cole, que es más apañao que McGyver, les fabrica una ventana mágica por la que pueden asomarse y ver cómo serían las cosas si se quedan en infantil. Y los ositos ven por sí mismos que en realidad… no les gustaría quedarse haciendo siempre lo mismo, sin avanzar. Que se aburrirían e incluso se sentirían raros. Así que, aunque dé un poco de miedo, prefieren seguir adelante.

Un libro muy interesante para cuando tenemos que salir de nuestra “zona de confort”.

Ideal para: Peques que cambian de infantil a primaria (o de guardería al “cole de mayores”, que es un término que detesto), peques que cambian de colegio

7. Hasta la tarde

Pensamos siempre en el cole y en peques “grandes”, con más de tres añitos, pero muchos empiezan más pronto en la escuela infantil (la guarde, vamos) y también lo pueden pasar mal.

En este caso, este libro es ideal, porque está centrado en los más chiquitines. Muy visual y con un mensaje super sencillo adaptado a peques que todavía no pueden asimilar mensajes mucho más elaborados de otros libros y centrado en rutinas más de guardería que les van a resultar mucho más familiares.

Un libro respetuoso y lindo para los más bebitos.

Ideal para: Peques que van a la guarde o escuela infantil

Seguro que alguno de estos libros geniales os sirve para ayudar a los peques a comprender y procesar mejor todas las emociones asociadas al comienzo del cole. Y, sobre todo, recordad: todo pasa. Sólo tenemos que acompañarlo con empatía, respeto y toneladas de cariño y paciencia.

¿Conocías estos libros? ¿Cuál te ha servido a ti? Cuéntamelo en comentarios 🙂

¿Te ha resultado útil este post? ¡Compártelo para que ayude a más gente!

 

 

¿No te quieres perder ningún post?

¿Quieres suscribirte y recibirlos cómodamente en tu correo?

This entry was posted in Crianza.

Deja un comentario