¿Cómo acertar eligiendo los productos para tu bebé?

como-acertar-eligiendo-los-productos-para-tu-bebe

Foto: Pixabay

Bueno, yo lo tengo claro. Si fuera por la publicidad, compraríamos montañas de cachivaches que no vamos a necesitar para nada. Todos son bonitos, todos apetecen y todos te los pintan ideales y estupendísimos (para eso hay un departamento de marketing tras cada producto, ganándose el pan a costa de venderlo a cuantos más padres mejor). Ya lo comenté hace tiempo en otro post en el que te daba mi lista particular de aciertos y errores en mis compras para Bichito. Es difícil acertar con todo. En mi caso salieron rana varias cosas, y eso que todas las compras habían sido super meditadas. Vamos, que (casi) no me dejé llevar por los antojos. Imagínate si no.

Eché en falta, no obstante, poder consultar opiniones reales de los productos que valoraba. De cada producto concreto. Ése que estaba dudando si sería una buena compra o no, si sería tan resistente como aparentaba en las fotos, si sería fácil de montar, desmontar, lavar, si servía pa algo, incluso. En fin… lo que todos hacemos cuando tenemos ocasión: preguntar a alguien que lo ha usado si le ha ido bien. Cierto que, para gustos, colores, pero las opiniones de otros padres siempre son de utilidad. Te orientan. Te alumbran el camino. Te dan el último empujoncito para arriesgarte a comprar un producto o, al contrario, te ayudan a descartarlo.

¿Cuál es el problema? Que no siempre tenemos una red de padres a quienes preguntar. En mi caso, los amigos que teníamos con hijos eran bien poquitos y, al final, por mucho que repitas la pregunta, no te pueden llegar nuevas respuestas. Si no han usado nunca un sacaleches, poco te pueden orientar sobre ninguno en concreto. Y una vez has tachado a todos los de tu lista y le has preguntado hasta a la mujer del panadero, se te acabaron las opiniones externas.

Ahora sí tengo tribu alrededor, una buena red de mamás, entre el blog y las campañas de concienciación, a las que preguntarles si esto va bien o lo otro va mal. Pero eso es ahora. Cuando estaba embarazada de Bichito, me las vi y me las deseé para que alguien me recomendase qué comprar y, sobre todo, qué NO comprar.

Haría falta una especie de Tripadvisor acerca del mundo del bebé, un lugar donde los propios padres puedan opinar sobre lo que han comprado, les han regalado o utilizan con sus hijos y poner su granito de arena en la valoración de cada producto, ¿verdad?

Buenas noticias: ya existe. Se llama Consubebé.

Una web super chula que he descubierto hace unas semanas (cachis) llena de productos para bebés de todo tipo: sillas de paseo, productos de higiene, entretenimiento, puericultura… Y sillas de coche, también. Lástima que los padres sepan tan poco de seguridad infantil y eso se refleje en las opiniones pero, bueno, todo se andará. Al menos me he llevado la agradabilísima sorpresa de ver muy bien puntuadas sillas muy seguras. La Kiss 2 de Klippan, la Izi Plus de Besafe, giratorias con posición a contramarcha, low cost… ¡Bien! Se están colando por fin en el inconsciente colectivo.

¿Cómo funciona? Muy sencillo. Buscas el producto y bicheas en las opiniones de otros padres para enterarte de todas esas cosas que uno descubre cuando YA ha comprado y usado el producto. Las ventajas, los inconvenientes, explicaciones de su funcionamiento, descubrimientos hechos con el uso del producto y la valoración que le darían si tuvieran que ponerle nota.

Los productos que tienen una muy buena valoración, mínimo 4 sobre 5, reciben, además el Sello de Calidad de Consubebé. Me recuerda nuevamente al funcionamiento de Tripadvisor con sus certificados de excelencia y sus premios anuales y me parece gran idea para otorgar un voto de confianza a los productos mejor valorados por los padres y que puedas saber de un vistazo si un producto tiene buena pinta de verdad. Como única pega, creo que un sello de esas características debería concederse ante una buena valoración de un número más alto de opiniones. Diez me parece escaso. Yo pondría cien. Pero esto ya es percepción personal, que siempre pienso a lo grande, todo cienes y cienes. 🙂

En cualquier caso, no sólo puedes mirar de forma pasiva. Puedes participar y dejar tu opinión sobre todos los productos que quieras. Seguro que tu experiencia puede serle muy útil a otros padres y, si te animas, accedes a otra de las, a mi juicio, ventajas guays de esta web. Una vez que has realizado algunas opiniones (si no me equivoco, creo que son cuatro) puedes apuntarte en los productos que te resulten más interesantes y convertirte en probador.

Si tu perfil les cuadra y te eligen, te enviarán el producto a casa para que lo pruebes y dejes tu valoración sobre él. Y te lo quedas. Es para ti.

No se hace por sorteo. Al fin y al cabo no tendría ningún sentido sortear una silla de paseo y que le toque a quien tenga peques de cinco años y no la necesite, o un recién nacido con el que tardará más de un año en poderla probar y valorar. Se hace por compatibilidad, estudiando tu perfil. Es decir, que cuanto más te guste el producto y más necesidad tengas de él (y me imagino que cuanto más participes y ayudes a otros padres), más opciones tienes de ser la persona que lo pruebe. ¡No me digas que no mola!

A mí me ha pillado un poco tarde con Bichito pero quizá a ti no y este post te venga que ni pintado. Por eso acepté encantada escribir sobre esta web que considero una herramienta muy útil para padres desorientados. Si estás en la etapa pre-compras, échale un ojo.

Eso sí, yo, por si acaso, me seguiré metiendo cada semana. A ver si sale un producto para peques no-tan-peques, que realmente necesite, me guste y me apetezca trastear. A ver si suenan las campanas celestiales de la idoneidad y me lo mandan a casa pa mí pa siempre.  ¿Por qué no? Que soñar es gratis y, probar, también.

¿Y tú? ¿Conocías este comparador de productos de bebé? Déjame un comentario y cuéntamelo 🙂

¿Te ha gustado? ¿Te ha resultado útil? Quizá a tus amigos también, ¡comparte!

¿No te quieres perder ningún post?

¿Quieres suscribirte y recibirlos cómodamente en tu correo?

Deja un comentario