30 zascas gloriosos para opinólogos de la crianza ajena

Fuente: Pexels

Lo tengo asumido. No bauticé este blog por casualidad. A veces me siento de otro planeta y soy tan consciente de ello como de que, en este planeta, lo más habitual no es lo mío, sino lo de la mayoría. Estoy acostumbrada a comentar algo y recibir como respuesta desde una mirada extrañada hasta un comentario grosero. Estoy acostumbrada a que algunas personas me menosprecien porque no consiguen comprenderme o a que me ataquen porque la crianza que llevo con mi hija hace que se sientan amenazadas en su forma de criar. Estoy acostumbrada a caras de póquer, cejas levantadas o silencios espesos cuando sale algún dato de mi día a día.

Que sigo con la lactancia, que llevo a la peque a contramarcha, que dormimos los tres en la misma habitación y, encima, contentos. Que nunca he comprado cereales de caja. Que no ha ido a la guarde. Digo lo mínimo, lo justito, la mayor parte de las veces porque no queda más remedio aunque, como soy espontánea y me cuesta mucho filtrar a tiempo lo que pienso, a veces se me escapa algo. Qué se le va a hacer.

Y aunque nunca lo he hecho, siempre me he quedado con las ganas de responder a gusto con algo que cierre bocas o que deje con la boca abierta, una de dos. Uno de esos zascas que se rumian en silencio, imaginados como en Amélie, ante preguntas como…

¿Pero todavía toma teta? ¿Con dos años? (o la edad que corresponda) ¿Cuántos años más se la vas a dar?

1. La verdad, el que más me preocupa es el padre, que tiene treinta y cinco y no se la consigo quitar.

2. Uy, lo tengo clarísimo. En la universidad a lo más tardar se la quito.

3. Sí, no sé de dónde se ha sacado la estúpida idea de que es mamífero y no hay manera de que entre en razón.

4. ¿Todavía me haces estas preguntas? ¿Cuántos años más me las vas a hacer?

¿Cómo le das el pecho a estas alturas? Sólo tendrás agua ya, mujer.

5. Pues por eso mismo. Que la de las botellas de plástico suelta mucha porquería.

6. ¿Agua? No tienes ni idea de lactancia. En la izquierda tengo coca-cola y en la derecha fanta naranja. ¿Qué te pongo?

7. Mujer, todo el mundo tan preocupado con la sequía y yo que tengo una fuente natural de agua en las tetas… me da no se qué cortarla.

8. Sí, es que como la leche mancha pensé, pues mejor agua que sólo es secarse.

¿Otra vez pide teta? Eso es vicio.

9. Ya ves, está claro que ha salido al padre.

10. Vicio es lo mío con las palmeras de chocolate. Esto se llama lactancia a demanda.

11. Sí, cuando alguien me dice impertinencias pide más de lo habitual. Hoy ya ves.

¿¿Que duerme con vosotros?? ¿Pero en la cama?

12. Ay, nos dio cosilla dejarlo en la mesita de noche.

¿Pero en medio?

13. Es que en los pies duerme el perro.

¿Y el sexo?

14. Bien, gracias. ¿Y vosotros?

¿Y si no quiere salir nunca de vuestra habitación?

15. ¡Ojalá durmiera todo el día!

16. Tranquila, en algún momento tendrá que salir a mear.

¿No te das cuenta de que no le haces ningún bien consolándole cada vez que llora? Tienes que dejarle llorar para que aprenda

17. Si me lo hubieras dicho cuando se te rompió la Play me ahorro los whatsapp.

18. Se ve que tu madre debió de pensar lo mismo.

19. Recuérdame que nunca te llame como canguro.

20. ¿Para que aprenda el qué? ¿Que sigo muy malos consejos?

¿No te cansas de tenerlo todo el tiempo en brazos? No le cojas tanto que se acostumbra. ¿No ves que te está manipulando?

21. No, lo que veo es que tú me estás intentando comer la cabeza.

22. Soy su madre, ¿a quién quieres que se acostumbre?¿al panadero?

23. Me canso más de que me lo preguntes todo el tiempo, la verdad.

24. No, no sabes lo que me ahorro en gimnasio.

Pero bueno ¿no ves que contigo en casa se aburre soberanamente? ¿por qué no lo llevas a la guarde para que socialice? 

25. Ya tendrá tiempo. Luego se agobia uno de socializar y aguantar según qué cosas

26. Cuando tenga quince años verás como me canso de que socialice.

27. Para socializar con personas como tú está mejor en casa.

28. Pues soy muy maja, pero gracias.

¿No ves que lo vas a volver incapaz de relacionarse con normalidad?

29. Ah, ¿por eso haces tú este tipo de comentarios?

¿Qué clase de madre eres? ¿Es que no te preocupa su educación?

30. No, me preocupa la tuya.

Yo he anotado estos treinta pero… ¿cuántos podría haber? Tantos como preguntas inoportunas tenemos que aguantar los padres y las madres en lo que respecta a la crianza de nuestros hijos. Las mías, con lo que yo hago. Las tuyas, con lo que hagas tú. Ya se sabe que sea cual sea la forma en que criemos, siempre vamos a decepcionar o sorprender a alguien que nos va a querer dar su opinión.

Y lo escribo por escribirlo porque sé que es muy, muy difícil que algún día yo responda algo así pero… ¡ofú, lo que libera imaginarlo! 

 

¿Y tú? ¿No has soñado alguna vez con soltar un buen zasca? ¿Cuáles son las preguntas impertinentes que te han hecho a ti? Cuéntamelo, te espero en comentarios 🙂

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

¿No te quieres perder ningún post?

¿Quieres suscribirte y recibirlos cómodamente en tu correo?

This entry was posted in Crianza.

16 comments

  1. Samanta says:

    Genial!!! No llevo nada bien los comentarios que hace todo el mundo y si son familiares ya…. son la pera… Que preocupación todo el mundo por la crianza de mi hija… !!ya me gustaría que se preocuparan de otras cosas de igual manera!!!! Nadie me pregunta si necesito algo … todos dan por sentado que no le falta nada material pues seria genial que entendieran que en lo emocional lo estamos haciendo igual!! Tengo una bebé de 2 meses no se que me dirán cuando quiera cogerla y tenga un año o dos… pero tus respuestas son geniales! Ha salido a su padre… la usaré con mucha frecuencia ! Que risas!!!

    • Carita says:

      Hola Samanta! Llega un momento en que las cosas hay que tomarlas con humor 😀 Mi favorito, el de la mesita de noche. Cachis, que no lo pude usar con nadie…

  2. Celimausili says:

    Yo si me veo capaz de soltar más de uno esta vez… Hace 12 años, cuando nació mi hija (yo era una cría de 20) me las callé todas y no mejoró nada. Ahora, cuando nazca mi segundo bebé en agosto, pienso defender mi instinto y mi idea de ser madre, además con el ejemplo, mi niña come de todo y sin remilgos , duerme bien y en su cama desde que ella quiso (me ha molestado menos durante la noche a partir de los 3 añitos que aquellos que dormían con tele escucha desde los pocos meses), anda, camina y baila a pesar de ser “tardía” porque no la monte en el tatacá, y a pesar de nunca ir a la guarde, suma, resta, distingue colores, habla con educación y se pelea con sus amigas como otras.
    Entre mi marido y yo este el cuarto que sacamos adelante… Digo que si sobreviven bien no lo estaremos haciendo tan mal.

    Un beso “malas madres”!!
    P. D. “malas madres, gran peli, vedla si tenéis hueco!!

  3. Ro says:

    Me han encantado, la verdad es que siempre me quedo cayada, aun que ultimamente lo que mas digo es…….. es que YO RISFRUTO TANTO HACIÉNDOLO, y ahi ya no me dicen nada mas 🙂
    Voy a leerlas mas amenudo por que se que voy a tener que decir varias apartir de ahora que mi beba cumple 15 mesitos de lactancia y se acerca a los dos años jajajajajaja

  4. Laura says:

    Me muero!! Qué buenas… la 11 es total! Mil gracias por hacer humor! Yo creo que voy a empezar a anotar la larga lista de comentarios…jaja un abrazo!

  5. Diana says:

    Querida mía, una vez más me tienes aquí muerta de risa porque me identifico ¡con todo! jajaja y es un gusto no sentirse sola tomándose las cosas con humor. Por que hay preguntas que ya cansan.

    ¡Un besote!

    • Carita says:

      Hola Diana! Pues me alegro muchísimo de hacer reír en vez de hacer llorar 😀 Yo me reí muchísimo escribiéndolo, qué gusto daría ¿verdad?

  6. Dayana says:

    Jajajaja como reí con las respuestas. La verdad es que es tan difícil… ay santa paciencia. Mira hoy justo me pregunto un primo que ya era hora de llevarlo a la guardería para que sus neuronas funcionasen correctamente … en serio me tienen que decir las cosas así???? Mi hijo tiene actualmente 19 meses Y cómo a mi me sale la espontaneidad pues le respondí con textos científicos ajaja y al final seguía muy enfadada, pero optaré por no darle muchas vueltas y explicaciones. A veces es tan difícil no hacerlo… uffff ojalá la gente entendiera que es mejor guardarse esos tipos de comentarios y preguntas.

    Un saludo.

Deja un comentario